Mesa para dos: una noche romántica

Mesa para dos: una noche romántica

Tecnologías para el hogar

Prepara comida italiana en la comodidad de tu propia cocina con estas recetas.

Los buenos restaurantes suelen estar muy solicitados y son caros. Entonces, ¿por qué no te relajas y preparas en tu propia casa una cena de pareja de vez en cuando?

Cocinar en casa tiene muchas ventajas. La comida preparada en casa normalmente cuesta una fracción de la del restaurante. Otra ventaja es la salud: elaborar tus propios platos significa que tienes un control absoluto de los ingredientes, de modo que puedes estar seguro de que todo lo que utilizas es nutritivo y de buena calidad. Por último, comer en casa es cómodo y práctico, ¡no tienes que preocuparte de hacer reservas!

Un toque diferente de tres clásicos italianos

¿No estás seguro de qué cocinar para tu cena especial? Prueba el siguiente menú italiano de tres platos.

Aperitivo: Bruschetta de garbanzos

Una receta clásica de bruschetta a la que añadimos garbanzos.

  1. Un bote de garbanzos cocidos
  2. Tomates secos en aceite
  3. Ralladura y zumo de limón
  4. Perejil fresco
  5. Aceite de Oliva Virgen Extra
  6. Ajo
  7. Pan de chapata

En una cacerola de acero inoxidable iCook, aplasta ligeramente los garbanzos con la parte posterior de una cuchara grande. Corta los tomates secos en tiras largas usando tu cuchillo iCook favorito, y pica el perejil muy fino. Añade esto a la cacerola con garbanzos, junto con el zumo y la ralladura de limón. Puedes utilizar más (o menos) cantidad de cada ingrediente. Corta la chapata en rodajas y tuéstalas hasta que estén crujientes. Frota un lado con el ajo y añade una porción de la mezcla de bruschetta encima. Rocía con aceite de oliva y sirve.

Entrante: Pasta al horno con queso ricotta y salsa de tomate casera

Este plato es una reminiscencia de la lasaña —un plato de carne muy típico italiano— y es fácil de preparar. Se conserva bien en el frigorífico, de modo que puedes aprovechar las sobras.

  1. 750 g de pasta italiana Fusilli
  2. Una cebolla blanca, picada fina
  3. Un chile rojo seco, picado
  4. Dos dientes de ajo, picados finos
  5. Dos latas de tomate troceado (2 x 400 g)
  6. Un puñado de hojas de albahaca fresca, picadas
  7. 200 g de queso ricotta
  8. Varios puñados de queso parmesano rallado
  9. 100 g de queso mozzarella rallado
  10. Aceite de Oliva Virgen Extra
  11. Pimienta negra
  12. Sal

Precalienta el horno a 200 °C y pon en una olla iCook agua salada a hervir. Cuando el agua esté hirviendo, añade la pasta Fusilli y cocínala entre 3 y 4 minutos menos de lo que indique el paquete. Escurre el agua y reserva. Entretanto, pon aceite de oliva en una sartén antiadherente iCook y pocha la cebolla, el ajo y el chile a media temperatura durante 5 a 10 minutos, o hasta que la cebolla esté tierna. Añade los tomates y deja que la salsa se cocine a fuego lento entre 5 y 10 minutos. Retira la salsa del fuego y añade el queso ricotta y el parmesano. Sazona con sal y pimienta.

Engrasa una fuente de horno rectangular grande con aceite de oliva. Añade una capa de salsa en la parte de abajo de la fuente y después una capa de pasta Fusilli. Sigue alternando capas hasta que cubras toda la fuente o termines la salsa o la pasta Fusilli. Espolvorea la mozzarella rallada por encima. Hornea 15 minutos o hasta que el queso esté dorado.

Postre: Tiramisú de chocolate

El tiramisú también se puede preparar con cacao. El maridaje entre el cacao y el café resulta muy elegante y hace que esta variante de este clásico y famoso postre destaque.

  1. 24 bizcochos de soletilla
  2. 200 ml de Café Molido Exprés 
  3. 100 g de chocolate negro (70–80 % de cacao), troceado
  4. 300 g de queso mascarpone
  5. 250 ml de nata montada
  6. 75 g de azúcar en polvo
  7. Una cucharilla de vainilla
  8. Granos de café triturados en trozos grandes (opcionales, para adornar)

Cubre la parte inferior de una fuente de horno cuadrada con bizcochos de soletilla. Báñalos con el café exprés.

Derrite el chocolate negro en un cazo iCook pequeño a fuego medio. Deja que enfríe. Pon en un bol el mascarpone, el azúcar en polvo y la vainilla. Mezcla usando una batidora eléctrica hasta que veas que se forman picos suaves. Añade el chocolate derretido y vuelve a mezclar.

Cubre los bizcochos de soletilla en la fuente de horno con la mitad de la mezcla. Coloca el resto de los bizcochos encima y vuelve a bañarlos con café exprés. Añade el resto de la mezcla de mascarpone. Adorna con los granos de café triturados, si lo deseas. Refrigera al menos seis horas antes de servir.

Las comidas de calidad requieren utensilios de cocina de calidad

Con iCook, preparar comidas en casa es mucho más cómodo. Desde ollas y sartenes, hasta cuchillos y delantales, la línea iCook está fabricada con materiales de primera calidad y ofrece características probadas, como la cocción apilable. Esto hará que te resulte más fácil brillar en tu papel de chef y preparar platos de calidad de restaurante capaces de sorprender a tu pareja o a tus invitados.

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Deja una respuesta

Traductor»

El uso de cookies nos permite ofrecerte una mejor experiencia y servicio, ver nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies